Conectate

Para conectarnos al internet en una laptop o tableta, regularmente necesitamos un punto de acceso y ese punto de acceso tiene un alcance aproximado de unos 65 pies de distancia en interiores y pudiera tener un poco más de alcance en algunos lugares al aire libre.

Mientras más te alejes del punto de conexión a Internet, tu señal puede comenzar a fallar, y si por alguna razón te alejas demasiado del punto de acceso, tu conexión de Internet se desconecta y ya no tendrás acceso a la red. Sabes en el caso de los seres humanos nos sucede algo parecido. Fuimos creados para estar cerca de Dios.

Dios es nuestro punto de acceso, mientras más cerca estemos de Él, mejor funcionamos, ya que al igual que los dispositivos electrónicos, si nos alejamos de la fuente que nos provee acceso a Dios, nuestra conexión se torna lenta, y si nos continuamos alejando, eventualmente nos quedamos sin acceso.

Jesús nos dice en Juan 15:1-5: Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Él corta de mí toda rama que no produce fruto y poda las ramas que sí dan fruto, para que den aún más. Ustedes ya han sido podados y purificados por el mensaje que les di. 

Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí.

Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada. 

¿Qué nos aleja de Dios?  El pecado, los problemas, las dudas,la vagancia, las personas con quienes compartimos, la falta de fe, la tv, la computadora, el teléfono…

¿Qué nos conecta a Dios? La fe, el adorarle, obedecerle, darlo a conocer a otros, la oración.

Cuando estamos conectados a internet, las posibilidades son casi ilimitadas. Podemos buscar y encontrar información de casi cualquier cosa. Sin conexión todo está en blanco y no tenemos acceso.

Lo mismo sucede con Dios, cuando estamos conectados a Él, las posibilidades no tienen límites, pero si nos desconectamos de Él, nada podemos hacer.

Photo by inlytics • LinkedIn Analytics Tool on Unsplash


Older Post Newer Post


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

Conectate

Para conectarnos al internet en una laptop o tableta, regularmente necesitamos un punto de acceso y ese punto de acceso tiene un alcance aproximado de unos 65 pies de distancia en interiores y pudiera tener un poco más de alcance en algunos lugares al aire libre.

Mientras más te alejes del punto de conexión a Internet, tu señal puede comenzar a fallar, y si por alguna razón te alejas demasiado del punto de acceso, tu conexión de Internet se desconecta y ya no tendrás acceso a la red. Sabes en el caso de los seres humanos nos sucede algo parecido. Fuimos creados para estar cerca de Dios.

Dios es nuestro punto de acceso, mientras más cerca estemos de Él, mejor funcionamos, ya que al igual que los dispositivos electrónicos, si nos alejamos de la fuente que nos provee acceso a Dios, nuestra conexión se torna lenta, y si nos continuamos alejando, eventualmente nos quedamos sin acceso.

Jesús nos dice en Juan 15:1-5: Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Él corta de mí toda rama que no produce fruto y poda las ramas que sí dan fruto, para que den aún más. Ustedes ya han sido podados y purificados por el mensaje que les di. 

Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí.

Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada. 

¿Qué nos aleja de Dios?  El pecado, los problemas, las dudas,la vagancia, las personas con quienes compartimos, la falta de fe, la tv, la computadora, el teléfono…

¿Qué nos conecta a Dios? La fe, el adorarle, obedecerle, darlo a conocer a otros, la oración.

Cuando estamos conectados a internet, las posibilidades son casi ilimitadas. Podemos buscar y encontrar información de casi cualquier cosa. Sin conexión todo está en blanco y no tenemos acceso.

Lo mismo sucede con Dios, cuando estamos conectados a Él, las posibilidades no tienen límites, pero si nos desconectamos de Él, nada podemos hacer.

Photo by inlytics • LinkedIn Analytics Tool on Unsplash
{ "name": "Posts", "settings": [ { "type": "checkbox", "id": "blog_show_author", "label": "Show author", "default": true }, { "type": "checkbox", "id": "blog_show_date", "label": "Show date", "default": true } ] }
/* hide tags on on article pages */ .article-meta a { display:none; }