Un papa que ora,espera,confia (Parte 1)

altar familiar buen padre consejos para papá familia

El rol de papá en la vida de sus hijos es extremadamente importante. Su presencia, sus consejos, su amor hace la diferencia en la vida de sus hijos. Pero ¿De qué manera puedo guiar a mis hijos a una relación personal con Dios? 

La mejor manera es con tu ejemplo, ellos necesitan ver la relación de papá con Dios para que ellos aprendan a seguir tus pasos. Un papa que ora, espera y confía en Dios marcará positivamente la perspectiva de sus hijos acerca de Dios.

Este blog es el primero de una serie de tres acerca de un papa que ora, espera y confía. Para eso quiero usar como nuestro ejemplo principal la vida de un padre que oro,espero y confío en Jesús.

Lucas 8:40-41: Del otro lado del lago, las multitudes recibieron a Jesús porque lo estaban esperando.  Y un hombre llamado Jairo, líder de la sinagoga local, se acercó y cayó a los pies de Jesús mientras rogaba que lo acompañara a su casa.  Su única hija, que tenía unos doce años, estaba muriendo.

Este hombre llamado Jairo se encontraba en una situación desesperante, su única hija, tan solo una niña estaba al borde de la muerte. Jairo no era un hombre más de la multitud, él era el líder de la sinagoga local, era un líder religioso muy conocido. Nuestro amigo Jairo no solo era el líder religioso de la sinagoga, sino que era un miembro prominente de su comunidad judía.

Pero este hombre se percató que la religión basada solo en reglas humanas no podía salvar a su hija de la muerte, así que acudió a él único que sabía que la podía salvar, Jesús él hijo de Dios. El versículo 41 nos dice que Jairo se postró y le rogó a Jesús, el hijo de Dios.

Jairo era un hombre importante, líder religioso, hombre de buenos recursos económicos , sin embargo él pudo reconocer que ninguno de esos atributos sanaría a su hija de su enfermedad, mucho menos la libraría de la muerte. Él oró a quién único él sabía que podía cambiar la situación de su hija.

Yo viví una experiencia muy parecida a la de Jairo cuando mi hijo menor, Daniel tenía apenas 3 meses de nacido. Enfermo de lo que al principio parecía un resfriado normal y lo llevamos a su pediatra quien le recetó medicamentos. Pero pasaron un par de días y la salud de Danielito empeoro. Lo llevamos a sala de emergencias y luego de un tiempo en sala de espera por fin fuimos atendido por él medico.

Para nuestra sorpresa no solo el médico decidió hospitalizarlo, sino que lo colocó en una pequeña caja que le proveía oxígeno ya que él medico determino que no estaba respirando bien. No fue una imagen muy alentadora ver a mi hijo de 3 meses encerrado en una caja de oxígeno y muchos pensamientos pasaron por mi mente.

Yo me sentí devastado, era una experiencia nueva para nosotros, nuestra hija mayor ya tenía 5 años en ese entonces y nunca habíamos visitado un hospital con ella.

De repente experimenté angustia, desesperación, cuando tuve que partir de la sala de emergencias ya que solo su mamá podía quedarse iba de camino a mi casa clamando a Dios con desesperación y lágrimas bajaban por mi rostro, necesitaba un milagro urgente. 

Ahí mismo en mi vehículo, antes de llegar a mi hogar comencé a sentir una paz que sabía que solo Dios me podía dar y eso es solo una pizca de lo que la oracion puede causar en la vida de un padre que ora.

Posiblemente estás en una situación de la cual no tienes el control, sabes, que tus recursos no son suficientes. Es en esos momentos que un hombre de fe, un padre de familia dobla sus rodillas y comienza a clamar al Dios que todo lo puede. 


Yo sabía que Dios había escuchado mi oracion, pero la sanidad de mi hijo no fue inmediata como yo hubiera querido, ore, Dios me escuchó, pero ahora me tocaba esperar y de eso te hablaré en mi próximo blog.  (Link esta incluido mas abajo)

Parte 2: https://www.pastorjoserene.com/blogs/inspiraciones-para-papa/un-papa-que-ora-espera-confia



Older Post Newer Post


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

Un papa que ora,espera,confia (Parte 1)

El rol de papá en la vida de sus hijos es extremadamente importante. Su presencia, sus consejos, su amor hace la diferencia en la vida de sus hijos. Pero ¿De qué manera puedo guiar a mis hijos a una relación personal con Dios? 

La mejor manera es con tu ejemplo, ellos necesitan ver la relación de papá con Dios para que ellos aprendan a seguir tus pasos. Un papa que ora, espera y confía en Dios marcará positivamente la perspectiva de sus hijos acerca de Dios.

Este blog es el primero de una serie de tres acerca de un papa que ora, espera y confía. Para eso quiero usar como nuestro ejemplo principal la vida de un padre que oro,espero y confío en Jesús.

Lucas 8:40-41: Del otro lado del lago, las multitudes recibieron a Jesús porque lo estaban esperando.  Y un hombre llamado Jairo, líder de la sinagoga local, se acercó y cayó a los pies de Jesús mientras rogaba que lo acompañara a su casa.  Su única hija, que tenía unos doce años, estaba muriendo.

Este hombre llamado Jairo se encontraba en una situación desesperante, su única hija, tan solo una niña estaba al borde de la muerte. Jairo no era un hombre más de la multitud, él era el líder de la sinagoga local, era un líder religioso muy conocido. Nuestro amigo Jairo no solo era el líder religioso de la sinagoga, sino que era un miembro prominente de su comunidad judía.

Pero este hombre se percató que la religión basada solo en reglas humanas no podía salvar a su hija de la muerte, así que acudió a él único que sabía que la podía salvar, Jesús él hijo de Dios. El versículo 41 nos dice que Jairo se postró y le rogó a Jesús, el hijo de Dios.

Jairo era un hombre importante, líder religioso, hombre de buenos recursos económicos , sin embargo él pudo reconocer que ninguno de esos atributos sanaría a su hija de su enfermedad, mucho menos la libraría de la muerte. Él oró a quién único él sabía que podía cambiar la situación de su hija.

Yo viví una experiencia muy parecida a la de Jairo cuando mi hijo menor, Daniel tenía apenas 3 meses de nacido. Enfermo de lo que al principio parecía un resfriado normal y lo llevamos a su pediatra quien le recetó medicamentos. Pero pasaron un par de días y la salud de Danielito empeoro. Lo llevamos a sala de emergencias y luego de un tiempo en sala de espera por fin fuimos atendido por él medico.

Para nuestra sorpresa no solo el médico decidió hospitalizarlo, sino que lo colocó en una pequeña caja que le proveía oxígeno ya que él medico determino que no estaba respirando bien. No fue una imagen muy alentadora ver a mi hijo de 3 meses encerrado en una caja de oxígeno y muchos pensamientos pasaron por mi mente.

Yo me sentí devastado, era una experiencia nueva para nosotros, nuestra hija mayor ya tenía 5 años en ese entonces y nunca habíamos visitado un hospital con ella.

De repente experimenté angustia, desesperación, cuando tuve que partir de la sala de emergencias ya que solo su mamá podía quedarse iba de camino a mi casa clamando a Dios con desesperación y lágrimas bajaban por mi rostro, necesitaba un milagro urgente. 

Ahí mismo en mi vehículo, antes de llegar a mi hogar comencé a sentir una paz que sabía que solo Dios me podía dar y eso es solo una pizca de lo que la oracion puede causar en la vida de un padre que ora.

Posiblemente estás en una situación de la cual no tienes el control, sabes, que tus recursos no son suficientes. Es en esos momentos que un hombre de fe, un padre de familia dobla sus rodillas y comienza a clamar al Dios que todo lo puede. 


Yo sabía que Dios había escuchado mi oracion, pero la sanidad de mi hijo no fue inmediata como yo hubiera querido, ore, Dios me escuchó, pero ahora me tocaba esperar y de eso te hablaré en mi próximo blog.  (Link esta incluido mas abajo)

Parte 2: https://www.pastorjoserene.com/blogs/inspiraciones-para-papa/un-papa-que-ora-espera-confia

{ "name": "Posts", "settings": [ { "type": "checkbox", "id": "blog_show_author", "label": "Show author", "default": true }, { "type": "checkbox", "id": "blog_show_date", "label": "Show date", "default": true } ] }
/* hide tags on on article pages */ .article-meta a { display:none; }