Hijos agradecidos

agradar a Dios agradecidos agradecimiento amar amor bien educados buen padre buen papá buena educacion como ser un buen lider espiritualidad esposa esposo familia familia cristiana fe fe que agrada a Dios gracias hijos hijos cristianos intimos con Dios padre padre cristiano padre e hija padres e hijos papá papá cristiano papá e hija papá 24/7 papá amoroso papá responsable paternidad paternidad responsable paz ser papá servir a Dios soy papá soy padre valores vida cristiana yo amo a mis hijos

1 Tesalonicenses 5:16-18: Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús

 Como padre me llena de alegría y satisfacción cuando puede traer un regalo a mis hijos sin ningún motivo en particular, solo por amor. Verlos contentos con su regalo, y escucharlos decirme te amo papá me llena el corazón.  Pero no siempre puedo traerles regalos, y si su amor por mí dependiera solo de lo que yo les puedo dar, no sería amor, sería interés.

Nuestros hijos deben aprender y entender la importancia de ser agradecidos en toda circunstancia. Cuando le decimos que si a lo que nos están pidiendo, pero también cuando les decimos que no. Que sean agradecidos cuando llegamos con las manos llenas, pero también cuando llegamos con las manos vacías. 

De esa misma manera enseñémosle a ser agradecidos con Dios cuando nos dice que sí, pero también agradecidos con Dios cuando nos dice que no, o cuando nos dice espera un poco más.  Enseñemos a nuestros hijos a buscar y amar a Dios no por lo que él puede darnos, sino por quien Él es. Si desde que son niños o jóvenes aprenden a ser agradecidos, no solo tendremos hijos más felices, sino que seremos padres más felices.

Estos tiempos de cuarentena aunque han sido difíciles, también han preparado la atmósfera para cambios de bendición. Uno de ellos es tener más tiempo para compartir con nuestros hijos.

Es importante crear un espacio para que tu hijo desarrolle una relación con Dios en sus propios términos. ¿Significa esto que tú no haces nada? Claro que no.

 Tú puedes crear conversaciones sobre la fe a medida que crecen tus hijos. Tú le transmites la fe que te ha sostenido hasta ahora y, sobre todo, vives de una manera que refleje los valores más altos de esa fe…

 La meta principal de la paternidad es lanzar a nuestros hijos hacia la madurez, donde serán gente responsable, decidida e independiente. 

Photo by Juliane Liebermann on Unsplash

 



Older Post Newer Post


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

Hijos agradecidos

1 Tesalonicenses 5:16-18: Estén siempre alegres. Nunca dejen de orar. Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús

 Como padre me llena de alegría y satisfacción cuando puede traer un regalo a mis hijos sin ningún motivo en particular, solo por amor. Verlos contentos con su regalo, y escucharlos decirme te amo papá me llena el corazón.  Pero no siempre puedo traerles regalos, y si su amor por mí dependiera solo de lo que yo les puedo dar, no sería amor, sería interés.

Nuestros hijos deben aprender y entender la importancia de ser agradecidos en toda circunstancia. Cuando le decimos que si a lo que nos están pidiendo, pero también cuando les decimos que no. Que sean agradecidos cuando llegamos con las manos llenas, pero también cuando llegamos con las manos vacías. 

De esa misma manera enseñémosle a ser agradecidos con Dios cuando nos dice que sí, pero también agradecidos con Dios cuando nos dice que no, o cuando nos dice espera un poco más.  Enseñemos a nuestros hijos a buscar y amar a Dios no por lo que él puede darnos, sino por quien Él es. Si desde que son niños o jóvenes aprenden a ser agradecidos, no solo tendremos hijos más felices, sino que seremos padres más felices.

Estos tiempos de cuarentena aunque han sido difíciles, también han preparado la atmósfera para cambios de bendición. Uno de ellos es tener más tiempo para compartir con nuestros hijos.

Es importante crear un espacio para que tu hijo desarrolle una relación con Dios en sus propios términos. ¿Significa esto que tú no haces nada? Claro que no.

 Tú puedes crear conversaciones sobre la fe a medida que crecen tus hijos. Tú le transmites la fe que te ha sostenido hasta ahora y, sobre todo, vives de una manera que refleje los valores más altos de esa fe…

 La meta principal de la paternidad es lanzar a nuestros hijos hacia la madurez, donde serán gente responsable, decidida e independiente. 

Photo by Juliane Liebermann on Unsplash

 

{ "name": "Posts", "settings": [ { "type": "checkbox", "id": "blog_show_author", "label": "Show author", "default": true }, { "type": "checkbox", "id": "blog_show_date", "label": "Show date", "default": true } ] }
/* hide tags on on article pages */ .article-meta a { display:none; }