¿Entienden lo que escuchan?

comunicacion comunicador homiletica predicador predicar

Uno de los factores que provocan que un mensaje tenga efecto es que él mismo sea entendido. Nosotros los pastores y predicadores tenemos la hermosa tarea de llevar el mensaje más poderoso sobre la faz de la tierra.

Pero aunque la palabra de Dios en sí misma es poderosa y es él Espíritu Santo que trae convicción de pecados y quien trae entendimiento, nuestro mensaje como comunicadores ( si eso somos lo que predicamos) hará su efecto en la vida de las personas si ese mensaje es comprendido.

Hechos 8:29-31: El Espíritu Santo le dijo a Felipe: «Acércate y camina junto al carruaje». Felipe se acercó corriendo y oyó que el hombre leía al profeta Isaías. Felipe le preguntó: ¿Entiendes lo que estás leyendo?

 El hombre contestó: ¿Y cómo puedo entenderlo, a menos que alguien me explique? Y le rogó a Felipe que subiera al carruaje y se sentara junto a él.

El mensaje del evangelio no cambia, pero las formas de comunicarlo si. Hay diferentes niveles de educación y comprensión. Evitemos usar muchas palabras de seminario teológico si nuestro público no las entiende, a menos que como parte del mensaje las expliquemos claramente. De lo contrario nuestro público quedará impresionado pero no transformado. 

Tengamos en cuenta ¿ Quienes son mis oyentes? En ese mensaje le predico o enseño a ¿niños? ¿mujeres? ¿ancianos? ¿jóvenes?. Nuevamente, el mensaje del evangelio no cambia, pero la manera de comunicarlo si.

Espero que este consejo te haya bendecido, me gustaría saber tu opinión, escríbeme un comentario 



Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

¿Entienden lo que escuchan?

Uno de los factores que provocan que un mensaje tenga efecto es que él mismo sea entendido. Nosotros los pastores y predicadores tenemos la hermosa tarea de llevar el mensaje más poderoso sobre la faz de la tierra.

Pero aunque la palabra de Dios en sí misma es poderosa y es él Espíritu Santo que trae convicción de pecados y quien trae entendimiento, nuestro mensaje como comunicadores ( si eso somos lo que predicamos) hará su efecto en la vida de las personas si ese mensaje es comprendido.

Hechos 8:29-31: El Espíritu Santo le dijo a Felipe: «Acércate y camina junto al carruaje». Felipe se acercó corriendo y oyó que el hombre leía al profeta Isaías. Felipe le preguntó: ¿Entiendes lo que estás leyendo?

 El hombre contestó: ¿Y cómo puedo entenderlo, a menos que alguien me explique? Y le rogó a Felipe que subiera al carruaje y se sentara junto a él.

El mensaje del evangelio no cambia, pero las formas de comunicarlo si. Hay diferentes niveles de educación y comprensión. Evitemos usar muchas palabras de seminario teológico si nuestro público no las entiende, a menos que como parte del mensaje las expliquemos claramente. De lo contrario nuestro público quedará impresionado pero no transformado. 

Tengamos en cuenta ¿ Quienes son mis oyentes? En ese mensaje le predico o enseño a ¿niños? ¿mujeres? ¿ancianos? ¿jóvenes?. Nuevamente, el mensaje del evangelio no cambia, pero la manera de comunicarlo si.

Espero que este consejo te haya bendecido, me gustaría saber tu opinión, escríbeme un comentario 

{ "name": "Posts", "settings": [ { "type": "checkbox", "id": "blog_show_author", "label": "Show author", "default": true }, { "type": "checkbox", "id": "blog_show_date", "label": "Show date", "default": true } ] }
/* hide tags on on article pages */ .article-meta a { display:none; }